Se busca

Con frecuencia nosotros vemos  promoviendo, en Estados Unidos, sobre todo, que se dice: “se busca” cuando se busca un bandido muy conocido y no se encuentra.

Por eso traigo a la memoria siempre aquel “se busca” de Diógenes el griego de miles de años atrás, que salió con una lámpara al mediodía diciendo: “Se busca a un hombre honesto”. Todavía Diógenes sigue con la lámpara en la mano, digamos hoy día, y vuelve a salir diciendo: “Se busca un hombre honesto”. Honesto en la administración de los bienes cómo Duarte, honesto en la política como Ulises Espaillat, honesto en la vida matrimonial como tantos hombres que podemos poner de ejemplo.

Se buscan esos hombres honestos y lo grande es que esos son capaces de aceptar la luz. Los que no son honestos se esconden detrás de la oscuridad, no quieren que aparezca la lámpara.

Seamos nosotros Diógenes: “Se busca un hombre honesto” y no permitamos que a nosotros, cada uno, nos busquen por ser lo contrario. Aún así, se busca de la manera que sea. 

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.

Síganos en nuestras redes @apmprensa (FB, IG, TW)
Lea nuestros artículos y noticias en www.apmprensa.com
Suscríbase en nuestro canal Youtube.com/Apmprensa y active la campanita para ser notificado de nuestros contenidos.