Obrar por impulso

Hay decisiones en la vida que se toman por un impulso. Un impulso rápido, un exabrupto por una ira, por una rabia, etc.; y se toman decisiones que están mal hechas.

Un viejo consejo de sabiduría dice: “si tú estás lleno de rabia, de impulso, no tomes decisiones, espera a calmarte”.

Permítanos volver a tocar a San José que cuando supo la noticia de que su novia, su prometida, la que ya estaba para casarse, había salido en estado y él no tenía nada que ver con eso, José pudo actuar por impulso, pudo dejarse llevar, pero él actuó con la lógica humana sin dar espacio a la lógica ciega de los impulsos que son más animales.

La lógica de Dios guía nuestra vida. San José ante esa situación que era muy difícil y muy incómoda supo decir: calma, calma, y tomó la decisión adecuada.

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.

Ver en Youtube

Síganos en nuestras redes @apmprensa (FB, IG, TW)
Lea nuestros artículos y noticias en www.apmprensa.com
Suscríbase en nuestro canal Youtube.com/Apmprensa y active la campanita para ser notificado de nuestros contenidos.