La prevención

Mons. Ramón Benito De La Rosa Y Carpio

Es interesante constatar y volver a repetir cada año, que al comenzar junio, el primero de junio, se nos recuerda que es el mes para prevenir los huracanes. Se nos invita a la prevención de los males que traen los ciclones y los huracanes, haciendo honor a aquello de que “más vale prevenir que tener que remediar”. Más vale prevenir ahora, estar atentos a lo que nos dicen los que siguen el curso de huracanes y de la naturaleza, y repetimos: “Más vale prevenir que tener que remediar”. Me impactó mucho, y lo repito continuamente, cuando oía a los expertos en rescate decir que la naturaleza no hace daño. Ni los ciclones, ni los terremotos hacen daño, los que nos hacemos daño somos nosotros, porque no prevenimos, o por descuido, por irresponsabilidad o por ignorancia, pero hay que tomar medidas. Puede parecer un chiste, pero tienen toda la razón. A casa de monseñor Flores fue una persona un día y le dijo: “Monseñor, el río se me ha metido en la casa”. Monseñor Flores le respondió: “El río no se le metió en la casa, usted se metió en el río”. Hay que prevenir y hay que orientar a la gente a que no haga eso, porque el río no hace daño, pero si usted se coloca en el cauce del río le va a hacer daño, porque usted no hizo lo que tenía que hacer.

Inicia la temporada ciclónica. Todos los que están al servicio de la comunidad y de este pueblo -en ese sentido-, lo podemos hacer, y démosle gracias a la Defensa Civil, porque tiene planes de prevenir, y en Santiago en concreto, a esa institución llamada “Santiago Solidario”.

A todas las instituciones que tratan de prevenir, ¡ánimo! ¡Sigan adelante, toda vez que la naturaleza no hace daño si nosotros hacemos lo que tenemos que hacer!

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

144 comentarios sobre “La prevención

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *