La palabra dada.

La palabra dada en la tradición dominicana la más antigua, era una palabra que valía por sí misma. Era la firma, era la ley, lo era todo.

Los acuerdos a que se llegaban era la palabra, los términos de propiedad por ejemplo, eso valía. En la República Dominicana se empezó a introducir las firmas con la presencia de los norteamericanos.

La palabra dada era la palabra de hombre. Es la palabra que sabe dar la mujer que dice su «si» al hombre y siempre lo guarda lo respeta y es fiel. La palabra dada en el lenguaje vulgar se llama también palabra de gallero es una palabra que vale.

Nosotros volveremos a la palabra dada. Hoy muchas veces ni la firma vale y ya no se cree ni en la firma, pero la palabra ha de valer.

Por eso nosotros hemos de ver en San José el modelo de la palabra dada no era bulloso, era silencioso, él seguía la palabra dada y la palabra recibida, que era la palabra de Dios. Démosle a la palabra el valor que tiene.

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.

Ver en Youtube

Síganos en nuestras redes @apmprensa (FB, IG, TW)
Lea nuestros artículos y noticias en www.apmprensa.com
Suscríbase en nuestro canal Youtube.com/Apmprensa y active la campanita para ser notificado de nuestros contenidos.