Feria del libro católico

La feria 31, la feria católica del libro ha sido suspendida, o mejor dicho, pospuesta hasta otra ocasión. La razón: el coronavirus. Esta pandemia que existe, es una de las actividades que buscamos de protección. Ha habido muchísima gente que ha salido hacer compras por el coronavirus.

Hemos nosotros de poner en nuestras manos las acciones que están a nuestro alcance, acciones, actividades humanas; hemos de poner en acción también nuestro cariño y afecto por los demás y ayudarlos. En tercer lugar la oración, es momento de orar. Tres acciones distintas. Ojalá los que puedan hacer las tres, hagan las tres; los que dos, dos y una. Ante el fenómeno del coronavirus, lo importante es ser nosotros proactivos y preguntarnos qué podemos hacer.

Hasta mañana, si Dios usted y yo lo queremos.