Asumir una familia

Asumir una familia es asumirla como muchos hombres en nuestra sociedad actual hacen. Toma la decisión de casarse con una mujer que tiene hijos, asumen a la mujer y a los hijos.

Hay que ver cuán agradecidos están esos hijos de ese papá. “Ese es mi papá” y como dice el pueblo dominicano: “Papá no es el que tiene un hijo, sino el que cría”. No queremos hacer alusión lamentable a los papás que tienen hijos y los dejan, los sueltan y siempre decimos: “Pobre mujer, los sueltan y no los asumen”.

San José asumió al Hijo de Dios y por eso él es el padre adoptivo de Nuestro Señor Jesucristo. José es el Padre del Rey del Mundo. José es el Padre del Centro de la Creación y no era su hijo carnal. Era su hijo adoptivo: “¿Y no es este el hijo del carpintero?”. Jesús es el Hijo del Carpintero, es el Hijo de David.

Por eso asumir la familia es poder decir: “Mi familia y yo somos una misma cosa”. José puede decir: “Mi familia de María, Jesús y yo somos una misma cosa”. Por eso permítame usar esta frase dominicana: Todo lo que se diga de Jesús se le pega a José y lo que él hizo fue cuidar una familia.

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.

Ver en Youtube

Síganos en nuestras redes @apmprensa (FB, IG, TW)
Lea nuestros artículos y noticias en www.apmprensa.com
Suscríbase en nuestro canal Youtube.com/Apmprensa y active la campanita para ser notificado de nuestros contenidos.