Régimen de consecuencias.

Se solía repetir en el pasado: “El que la hace la paga”.

Hoy, en cambio, se prefiere decir: “Hay que vivir en el régimen de consecuencias”.  Este principio se está aplicando, sobre todo, al mundo de los políticos: “El que administra mal el Estado, se corrompe o no es trasparente, debe sufrir las consecuencias”.

El Papa Francisco nos ha dado ejemplo en este sentido, no se le informó bien sobre cosas de pederastia. Los responsables deben seguir el régimen de consecuencias y dar cuenta de ello.

También las ligas mayores están dando ejemplo de los mismo: el pelotero que uso drogas prohibidas, “Se dopo”, debe sufrir las consecuencias establecidas: suspensión de juegos, perdida de la fama y otras.

Reflexionemos:  Así pasa en todo y se siente aún más en la familia, el niño o joven que no fue corregido y disciplinado pagará las consecuencias y será corregido y disciplinado, incluso, con trabajo en la cárcel.

9 comentarios sobre “Régimen de consecuencias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *