Simplemente Brisa

Suave, suave
la brisa llega,
mueve las pencas del cocotero
y las hojas de mi escritorio.

La siento en mi pelo,
mi cara,
mi piel,
mi ropa toda,
viene y pasa y vuelve,
no dice nada,
no trae mensajes.
¡Es hermosa,
refrescante!

Es brisa simplemente:
entra,
agita,
se escapa,
retorna.

¿No es bella
la brisa
en su libertad?
Es el niño despierto
que duerme en mí.

Uvero Alto,
22 de agosto de 1993

El Más Bello de los Poemas

2 comentarios sobre “Simplemente Brisa

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *