Móntame.

Móntame, Señor, sobre tus hombros
y llévame a pasear contigo
en el oscuro aguacero aguacero y nube espesa,
entre el granizo, los truenos y relámpago,
los vientos y ciclones,
la erupción de volcanes y el mar embravecido,
la vía láctea, galaxia tras galaxia,
pisando con tus pies los mundos
hasta el confín del Universo.
Móntame, Señor, sobre tus hombros
y llévame contigo.