San Juan, Apóstol y Evangelista.

Hoy, 6 de mayo, hacemos memoria de san Juan, Apóstol y Evangelista, Ante-Portam-Latinam, el cual, llevado preso por orden de Domiciano desde Éfeso a Roma, por sentencia del Senado, ante dicha puerta fue echado en una caldera de aceite hirviendo, de donde salió más puro y vigoroso que había entrado.