Los niños y el Obispo II

Buen Humor

Fatimita, la hija más pequeña de Octavio y Fátima Silvestre, viejos amigos desde los años de la juventud, me dice tío, como pasa entre tantos amigos cercanos en nuestro país.

Un día, visitándolos en Santo Domingo, siendo Obispo Auxiliar, me dice:

– Tío, tú siempre andas vestido con lo mismo, un pantalón negro y una camisa blanca. ¿Es que tú no tienes más ropa que ponerte?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *