Victoria

Es bueno proclamar una vez más la victoria. Se proclama la victoria ante una guerra, pero el fin de la humanidad es la victoria, es el triunfo, hemos de tenerlo constantemente como humanidad y como personas.

Las derrotas que tenemos en la vida no es la pérdida de la guerra, es de una batalla, como se dice popularmente. Por eso la humanidad en todas sus circunstancias, la humanidad entera que es frágil, que es débil, que un coronavirus la puede acabar, siempre tiene que tener su ideal de victoria.

Las familias han de tener victoria, los individuos han de tener victoria, pero no que tengamos victoria aplastando a los demás. La victoria ha de ser comunitaria, con otros grupos para que sea verdaderamente victoria.

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.