Tres Revoluciones

UN MOMENTO
Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

Un servidor ha sido testigo, en los años que me ha tocado vivir en estos tiempos, del clamor de tres revoluciones. Sobre todo en mis años de la juventud hablábamos de la revolución económica, para que hubiera más justicia, más igualdad. Y esa revolución no se ha dado: todavía hay muchas desigualdades y muchos pobres.

Ahora hablamos de la revolución educativa, que son cambios profundos, y hemos descubierto que para que haya una revolución económica se necesita estar educado, formal.

Cuando usted enseña a leer, cuando usted promueve la lectura de libros, usted está colaborando no solamente a la educación sino asimismo al cambio económico, porque sin educación no es posible.

Y la tercera revolución que necesitamos, que a mí me gusta mejor llamarlo con el otro título de la recuperación de la moral, es la ética, la revolución ética. ¿Por qué estamos padeciendo nosotros tanto económicamente? ¿Por qué tenemos nosotros estos sobornos, estos corruptos? Falta ética.

El papa Juan Pablo II, y lo repetiremos mil veces, dice que el problema de hoy en el mundo, el problema del hambre, no es un problema económico, es un problema ético, falta de solidaridad, falta de amor, egoísmo. En el mundo hay alimentos más que sufi cientes, y en este país nos pasa lo mismo: el problema grande de nosotros es económico, pero no es económico, es educativo y ético.

Trabajemos por la educación y por la ética y haremos una revolución económica.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *