Sigue Vivo

UN MOMENTO
Mons. Ramón Benito De La Rosa Y Carpio

Nosotros celebramos cada 26 de enero el natalicio de Juan Pablo Duarte, aquel día en que su madre Manuela Diez lo trajo al mundo. Esta fecha la celebramos con inmensa alegría, pero es importante añadir que Duarte nació y sigue vivo.

Digamos, en este nuevo aniversario: él sigue vivo. Sus cenizas reposan en el Altar de la Patria, pero su memoria, sus hechos están vivos en nosotros.

A cuántos hombres y mujeres de la República Dominicana se les ha enterrado, y no solamente sus restos mortales quedan enterrados, sino también en la memoria quedan enterrados. Así es, hasta en la memoria de los suyos más cercanos de su pueblo, porque sus obras no trascendieron, no hicieron lo que tenían que hacer.

Duarte nació, vivió y sigue vivo, y sigue con su ejemplo ayudándonos, porque los que viven, siguen ayudando a los demás.

Felicitamos a Duarte, felicitamos a sus descendientes, porque se sienten orgullosos de este patricio; felicitamos a Duarte y felicitamos al pueblo dominicano porque tiene un Padre de la Patria que sigue vivo.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *