Padre Richard

Hace un mes que falleció el padre Richard, decimos normalmente que partió a la casa del Padre. El padre Richard -lo recuerdo muy bien cuando era seminarista-, entró como abogado, de maestro, una vocación formidable y toda su vida fue un testimonio admirable entre los universitarios. Nos dejó en Mao-Monte Cristi, entre muchas cosas, una casa para la formación, para los universitarios y en su parroquia se quedó, amaba mucho, porque lo seguimos de cerca, su vida fue admirable y es un testimonio.

Padre Richard -lo he dicho muchas veces-, gracias por tu vida, gracias por tu testimonio; no solamente nos dejaste una voz potente, sino que nos deja también un potente testimonio de vida sacerdotal.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

Enlaces: APMPrensa Youtube
Listín Diario