“No Prometa, Ejecute”

UN MOMENTO
Mons. Ramón Benito De La Rosa Y Carpio

Ciertos días dije a la madre de monseñor Diómedes Espinal, actual obispo de Mao-Montecristi, refiriéndome a algo que sé que le agradaba. Le dije: “Doña Mancha, le prometo que le voy a dar esto que sé que le gusta mucho, espérelo”, y ella con mucha gracia y con mucho realismo me dijo: “Monseñor, no prometa, ejecute”.

Es una reflexión que vale para todos, una expresión que nos indica a nosotros que no podemos quedarnos en promesas. Sé que espontáneamente la mayoría de los dominicanos llevarán la experiencia de los políticos, y llevarán la expresión y la filosofía encerrada en esta frase a todos aquellos hombres y mujeres que de alguna manera prometen, y se espera que ejecuten.

Lo que vale de los políticos, vale también para los padres de familia.

“Papá, no me prometas, ejecuta, cumple lo que has dicho, realízalo”.

Lo mismo puede decirse de tantas personas que se acercan a necesitados y les prometen. Por eso la frase de esta mujer de experiencia y llena de sabiduría tiene tanto valor para cualquiera: “No prometan, ejecuten”.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *