Mella y las Fuerzas Armadas.

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

Es interesante que en el calendario dominicano se hayan unido las Fuerzas Armadas y el Día de Mella.

Mella aparece en la historia dominicana como el que da el grito de la libertad, el defensor de la patria, y ese es el objetivo de las Fuerzas Armadas: defender la patria. Por eso resulta tan doloroso cuando un miembro de las Fuerzas Armadas hace daño a la patria, cuando un miembro de las Fuerzas Armadas no se parece a Mella, se ha de parecer más a Mella.

Podrán algunos decir: es que los tiempos han cambiado, ya no estamos en los tiempos de Mella; el que entra a las Fuerzas Armadas tiene que aprovechar porque esa es su ocasión y tiene que enriquecerse y tiene que robar porque esos son los tiempos actuales. Eso sin lugar a dudas es una falsedad, es un engaño, un engaño de las fuerzas del mal. Fuerzas Armadas es para parecerse a Mella.

Siempre recuerdo al profesor Juan Bosch, cuando enseñaba y les decía a los miembros de su partido que los políticos deben parecerse a la Iglesia y a las Fuerzas Armadas en su organización, en su fi rmeza, en su obediencia a lo que son las leyes; como modelo se presentan ellas. Si uno y otro falta, los miembros de las Fuerzas Armadas y los miembros de la Iglesia no se parecen a Mella, no nos parecemos a Mella, el defensor de la patria: ser lo que nosotros somos.

Por eso en este día estamos invitados a nosotros servir a la patria -como lo hacía Mella-, y que puedan seguirse poniendo de ejemplo los miembros de las Fuerzas Armadas, y repito, tal como lo hacía el profesor Juan Bosch.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.