Me obligaron a matar mi bebé

Una joven rompió a llorar cuando oyó la cifra, 18 años…

Se le preguntó, ¿y por qué lloras? Dice: “Porque 18 años me recuerda el momento en que salí en estado de mi novio y en mi casa, mi mamá y mi abuela me obligaron a abortar; todavía ese es un trauma que llevo dentro de mí”.

Hoy se obliga a tanta gente a abortar y sufren un trauma. Esta joven venía buscando ayuda, no por razones religiosas, sino por simples razones humanas, psicológicas, como lo repiten tantas veces: “Quién me sanará de este trauma de yo haber abortado o cuando fui obligada a abortar a mi bebé, al que yo quería vivo”. Y decía ella: “Es verdad que yo no debí tener relaciones antes del matrimonio, pero lo hice por una debilidad de amor, y yo amaba a mi bebé”.

Me obligaron a matar mi bebé; esa realidad es fuerte. ¿Quién la protegerá?

Las leyes no protegen esos traumas psicológicos, porque con leyes o sin leyes, cuando pasa eso, la persona sufre el trauma.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *