Los salmos y la justicia.

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

Vamos hacer la entrega No. 13 sobre esta serie, Los salmos y la justicia, de la cual clamamos tanto entre nosotros, República Dominicana, como en otros países.

Quiero invitarlos a leer, a repasar o a orar el salmo 92, que trae el título de “Cántico del justo”, el canto es la canción.

En este salmo se canta la esperanza, se canta la seguridad en que la justicia, más tarde o más temprano, triunfará. Los que en nuestro país clamen por la justicia podrán repetir con este salmo: “La justicia se levantará como una palma del Líbano”, y nosotros podemos decir como una de nuestras palmeras, han arrasado en muchas partes el bosque de la justicia, han plantado la injusticia, la impunidad, pero este salmo proclama que la justicia crecerá como una palmera.

¡Qué hermosas son nuestras palmeras reales, cómo suben sobre las montañas, cómo suben en nuestros campos, cómo crecen en la Basílica! Pues de esa misma manera, la justicia en este país volverá a crecer; los que se sientan desalentados, los que se sientan con el ánimo en el suelo, por falta de justicia, entonen con el salmo 92 el cántico del justo, el cántico del honrado, el cántico que proclama: “La justicia crecerá en esta tierra, como crecen nuestras palmeras reales.”

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos