Los Salmos y la justicia

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

Hacemos hoy la XII entrega de esta serie de “Los salmos y la justicia”. Los quiero invitar a leer el Salmo 85, y leerlo para aprender y rezarlo también. Es un hermosísimo salmo, un salmo que es un modelo en la literatura universal.

En ese salmo se dice esta frase: “La paz y la justicia se besan”, con lo cual está diciendo que donde hay justicia habrá paz, si no hay justicia no hay paz. Cuando vemos que en nuestros pueblos hay impunidad, que no hay justicia, surge la violencia necesariamente.

Parece mentira, queremos paz; si gritamos paz, gritemos nosotros justicia, y todavía más: la justicia y la verdad van de la mano. El beso entre la justicia y la paz y el ir de la mano la verdad y la justicia; donde hay injusticia hay mentiras. Esas tres frases: justicia y paz, justicia y verdad, violencia y mentiras, son realidades que van juntas. Deseamos que haya paz, deseemos que haya justicia, deseemos nosotros que reine la verdad, deseemos que haya justicia.

Este salmo 85, les invito a que todos, aún incluso aquellos que no rezan, lo lean, por el mensaje que trae.

La paz, la justicia, la verdad, van de la mano.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.