Los buenos dominicanos.

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

Digámoslo clara y abiertamente: Los buenos dominicanos somos más. Lo que pasa es que los delincuentes y los violentos son muy bullosos y nosotros hablamos muy mal de nosotros mismos los dominicanos.

Los buenos dominicanos son más y la pena es que no oigamos más las voces de los que nos hablan de fuera, de lo que nosotros somos: somos más y los otros hacen más bulla, es más noticia. Recordemos siempre la frase de que los aviones que vuelan son muy buenos, no se caen, pero si se cae un avión, eso es noticia. También nos pasa a nosotros, pero aparte de eso, de que son noticia, cuando nosotros cometemos algo que falla, decimos que somos malos dominicanos. Eso es una mentira, eso es falso; hay, se dan esos hechos, no todo es perfecto, pero hay que volver a repetir esa frase: Los buenos dominicanos son más, pero ni son tan bullosos y muchas veces hablan mal de ellos mismos.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.