Las Cartas a la Virgen de la Altagracia

UN MOMENTO
Mons. Ramón Benito De La Rosa Y Carpio

Una de las experiencias más gratas en mis años en la Basílica, fue el constatar y descubrir cómo los dominicanos escribían cartas a la Virgen de la Altagracia, me pareció algo tan fi lial, tan cariñoso, tan tierno, que dominicanos y dominicanas hicieran eso con la Virgen, como un hijo con su madre.

También fue un descubrimiento muy agradable el saber que los dominicanos allí no solamente expresaban sus problemas personales, con sus familiares, encomendaban a la Virgen esas realidades, sino que en esas cartas hay constancia de los datos de historia, de vida, que los dominicanos vivían en esos momentos.

Cuántas de esas cartas recogen la necesidad de los dominicanos, los problemas políticos, sociales, económicos del país, y piensen que en las cartas de este año que se escriben a la Virgen, no solamente la oración que hacen a ella estarán presentes los temas de la corrupción, de la impunidad, de las injusticias, también los dominicanos corren con sus problemas a La Altagracia no solo en el mes de enero, sino durante todo el año, y con toda confi anza encomiendan a la Virgen, en carta, por escrito, sus necesidades personales, familiares y nacionales, no importando éstas las que sean.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *