Laico con Dios.

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

 Muchas veces se quiere oponer a la presencia de Dios al que es el laico.

Para muchos, laico equivale a no tener dios y por eso se dice que la Constitución dominicana es laica, en cuanto a que mantiene una posición muy clara frente a las religiones y se mantiene independiente.

En ese sentido es laica, pero en la Constitución dominicana, y en muchas partes, Dios está presente. Muchas veces se repite la palabra “Dios” en la misma introducción de la Constitución dominicana.

En realidad hay que decir laico con Dios. Hay algunos que quieren un laicado sin Dios. Nosotros mantenemos la posición de laico con Dios, y la Constitución dominicana -en verdad hay que decirlo-, es una constitución laica con Dios.

Desde nuestro lema nacional “Dios, Patria y Libertad” ahí está presente Dios, y en la Iglesia también existen los laicos, pero son laicos con Dios.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.