Honestidad.

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

Comenzamos una serie sobre los diez principios rectores de la vida política, de la vida humana.

Primero, la honestidad.

El Mensaje de la Conferencia del Episcopado Dominicano, –febrero 27, 2019- -, indica: “La honestidad refleja el recto proceder del individuo con decencia y honradez, lo cual es el mejor antídoto contra la corrupción; un ejemplo de la honestidad es -a propósito de nuestra fiesta patria- Juan Pablo Duarte, así lo expresamos ya en el año 2013; durante la campaña militar, Duarte anotó cuidadosamente los gastos desde su salida como eficiente contador; he aquí el paradigma de honradez, honestidad y transparencia para todo dominicano que participe en la política pública”.

A cuántos de nuestros dirigentes políticos les cuesta presentar el estado de sus cuentas antes y después. Les invitamos a imitar la sencillez y humildad de Duarte.

No tengan miedo; si son honrados, no lo tendrán, y si no, se ponen en dudas.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.