Gigante y enano

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

Cantinflas se caracteriza por su gran sentido del humor, que puso y sigue poniendo a reír a multitudes.

En sus películas siempre traía alguna enseñanza. Por ejemplo: “Estamos en una era en la que el hombre en ciencia y tecnología es un gigante, pero en ética y moral es un enano”.

El ser humano puede ser un gigante.

Lo es en muchas dimensiones del conocimiento, pero no a la hora de la práctica: la ética, la moral y no digamos la Biblia, sino las normas establecidas por la ley natural para la convivencia, como la honestidad.

Con el respeto a los demás se vuelve un enano. Ahora que estamos en campaña electoral, pensemos en aquellos que pueden ser súper gigantes en formación política, pero no en la ética, tan necesaria en la política como en otras cosas.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.