Fe en el pueblo dominicano.

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

A mí me ha impresionado siempre aquella frase de Juan Pablo Duarte cuando dice que él tenía fe en el pueblo dominicano: tenía fe en que ese pueblo podía salir de la opresión, de la invasión de Haití y alcanzar su liberación. Tenía fe en el pueblo dominicano.

También me impresiona mucho cuando el profesor Juan Bosch dice que hay que recuperar esa frase, esa expresión de Duarte, y dice que es uno de los aportes más grandes que nos da Duarte: ¡Fe en el pueblo dominicano!

Revisemos nuestras expresiones, revisemos lo que nosotros decimos del pueblo dominicano. Fe, no solamente en Dios. El que no tiene fe en el pueblo dominicano, falla su fe en Dios, porque la fe en Dios te llama a tener fe en creer que tú y tu familia pueden salir adelante. La fe es clave, es importante: la fe mueve montañas.

A veces, cuando oigo expresiones de algunos dominicanos, tengo la impresión de que no tienen fe: que esto anda por el suelo, que aquí no se puede hacer nadaÖ Toda persona que dice que no se puede hacer nada, le falta fe. Por eso, yo soy de los que creen que como país podemos salir adelante, pero es una tarea de todos. Es una tarea de los gobernantes y una tarea de los ciudadanos.

Podemos salir, si tenemos fe: si tengo fe yo, si tú tienes fe, si él tiene fe. Fe en el pueblo dominicano, y en esa fe nos incluimos cada uno de nosotros.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.