Duarte muerto y vivo.

Hoy recordamos la memoria del 15 de julio, fecha en la que murió Duarte, pero es siempre impresionante ver que él está vivo. Duarte muerto y vivo.

Celebramos la muerte, celebramos su vida. Su memoria está viva, su ejemplo está vivo.  Recordemos la honestidad de Duarte, su honradez, su valentía. Duarte vivió de valores y por eso está vivo. Si Duarte no hubiera vivido de valores, si Duarte se hubiera corrompido, se hubiera dañado, estaría totalmente muerto: muerto de cuerpo y alma. Sin embargo, aún muerto, en su memoria Duarte sigue vivo.

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.

Enlaces: Listín Diario
Síganos en nuestras redes @apmprensa (FB, IG, TW)
Lea nuestros artículos y noticias en www.apmprensa.com
Suscríbase en nuestro canal Youtube.com/Apmprensa y active la campanita para ser notificado de nuestros contenidos.