Día del Periodismo Nacional.

.Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

Es indiscutible que la profesión, el servicio de los periodistas, es absolutamente necesario en la humanidad y en todos los tiempos.  Son los periodistas los que tantas veces nos aseguraron la libertad de expresión, salieron en defensa de las libertades públicas y políticas proclamando  la igualdad.  Hoy día son tantos periodistas los que sufren al ver tantos colegas que no cumplen con esa misión: es uno de los males de la época.  Debemos proclamar, una y otra vez, que hay periodistas que son bocinas, –como se les dice popularmente– que les pagan para decir lo que otros quieren y deciden, pero no para anunciar la verdad, que es su oficio.  Felicidades a los periodistas en el Día del Periodismo Nacional y una llamada, una vez más, a que sigamos insistiendo en que el periodista es necesario, pero periodistas que nos digan la verdad, no falsedades y mentiras.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.