Dejar de votar es atrasarse

El voto es signo de la democracia, es la manifestación de la democracia, es la manifestación de la democrática situación de los pueblos.

Cuando no existe la democracia, hay una dictadura y no hay votos, se vota, pero es una ficción de votos. A un servidor en el tiempo de Trujillo le sellaban la cédula, yo no voté en el tiempo de Trujillo.

Votar siempre será el signo de los pueblos para manifestar su voluntad, por eso, manifestemos la democracia en el país, votemos para nosotros seguir en la línea, es algo que poseemos en la República Dominicana, es un bien y hemos de conservarlo, hemos de salvarlo.

Dejar de votar es atrasarse; avancemos, mejor dicho, mantengamos lo que hasta ahora hemos adquirido.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.

Enlaces: APMPrensa Youtube
Listín Diario