Cuerpo, alma y espíritu

Hemos de recordar que la antropología humana es cuerpo, alma y espíritu.

Existe una tentación de reducir todo al cuerpo o al alma o al espíritu.  La medicina habla del cuerpo, los psicólogos del alma y la religión del espíritu, no solamente la religión, sino todo lo que es espiritual, pero sobre todo la religión. 

No podemos caer en los reduccionismos. Hay gente que reduce todo al cuerpo y dicen: todo es cuerpo. El amor no solo es cuerpo, es afectivo, es espiritual. 

Una confusión muy tremenda que hay de reducirlo todo al cuerpo, es el sexo. Para muchas personas no existe amor, sino lo sexual y dicen: “el amor es sexo”. Entonces el hombre, el ser humano completo, en su realidad y en su vivencia, por lo que ha de trabajar, cuidar el cuerpo, el alma y el espíritu en la medicina y educar.

Las universidades son para cultivar la mente, no solamente el cuerpo y las iglesias sirven para cultivar el espíritu. Somos cuerpo, alma y espíritu y hay que cuidar esas tres dimensiones del ser humano.

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.

Enlaces: Listín Diario
Síganos en nuestras redes @apmprensa (FB, IG, TW)
Lea nuestros artículos y noticias en www.apmprensa.com
Suscríbase en nuestro canal Youtube.com/Apmprensa y active la campanita para ser notificado de nuestros contenidos.