Cuatro sombras y luces

UN MOMENTO
Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

Retomamos de nuevo otros cuatro valores que van acompañados de luces en la República Dominicana. Así, sumamos los veinte valores de los que habla el mensaje de los obispos este 27 de febrero.

¿Cuáles son esas sombras y luces que nosotros tenemos? La honradez. Primero la honradez. Nosotros tenemos una sombra muy grande ahí, que es la corrupción, es decir, la falta de honradez, y nosotros hemos de trabajar en esa línea. El valor de la familia. Sí, apreciamos la familia, pero tenemos sombras; una luz es esto, pero también la familia. El valor de la vida. Tenemos aprecio por la vida, pero tenemos sombras en ese sentido; piénsese en el feminicidio, piénsese en la falta de valor de la vida en los niños no nacidos, con los abortos; piénsese en el valor de la vida, en los atracos que hay. El valor de la vida tiene sombras en la República Dominicana, sobre lo que tenemos que trabajar. En la educación sexual, insistimos.

La Iglesia insiste, es necesaria la educación sexual, pero no de cualquier manera. ¿Cuál es la sombra? Que hay algunos que quieren una educación sexual de cualquier manera, que llegue de alguna manera al libertinaje.

Entonces, nosotros tenemos que defender como un valor la educación sexual, pero tenemos que defenderla y no de cualquier manera. Y nosotros tenemos que tener en cuenta estos cuatro valores, los vuelvo a repetir rápidamente: honradez, familia, valor de la vida y educación sexual. Recordemos que ahí hay un valor que tiene sus sombras y hay que iluminar esas sombras, para que los vivamos como debe ser.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *