Bendecidos y bendecir

Escuchen esta frase del Papa Francisco: “La raíz de la mansedumbre cristiana es la capacidad de sentirse bendecidos y de bendecir”. Esta frase es muy profunda.

Nosotros todos, en el fondo, somos bendecidos de Dios, pero hay gente que se puede sentir maldecida por los problemas que ha tenido en la vida o por no tener dicha. Eres un bendecido, y el que está bendito tiene la capacidad de bendecir. Quien no tiene sentimientos nobles usa violencia, dice palabras ofensivas.

Maldecir es maldecir, no es bendecir. El que es manso habla bien, bendice; aunque no diga la palabra bendición, pero bendice porque habla bien. Bien decir y mal decir lo podemos hacer sin usar la palabra, con nuestras palabras de violencias, de orgullo o cuando perdemos la mansedumbre.

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.

Enlaces: Listín Diario
Síganos en nuestras redes @apmprensa (FB, IG, TW)
Lea nuestros artículos y noticias en www.apmprensa.com
Suscríbase en nuestro canal Youtube.com/Apmprensa y active la campanita para ser notificado de nuestros contenidos.