La Palabra de Dios.

1. Sb 7,7
Por eso supliqué y se me concedió la prudencia; invoqué y vino a mí el espíritu de sabiduría.

2. Lc 11,28
Pero Jesús dijo: Dichosos más bien los que oyen la Palabra de Dios y la ponen en práctica.

3. Gal 3,26
Pues todos son hijos de Dios por la fe en Cristo Jesús.

4. Hb 4,12
La Palabra de Dios es viva y eficaz, más cortante que espada de dos filos. Penetra hasta la división entre alma y espíritu, articulaciones y médulas; y discierne sentimientos y pensamientos del corazón.