Familia: Estado natural para construir la paz.

La familia en su contexto social, representa el primer estado natural e ideal a que aspira un ser humano; es la llamada a lograr las transformaciones necesarias para una mejor sociedad y así contribuir a un mundo donde la confraternidad sea la norma y La Paz su fundamento.

La Paz dentro del individuo se manifiesta como Paz en la familia, por eso constituye una fuente de enriquecimiento, así como de transmisión de valores responsables de la formación del individuo para que se proyecte como un “Santuario de Paz”.

La convivencia pacífica se logra cuando el individuo toma conciencia, desde su entorno familiar, del cumplimiento de sus deberes y el correcto uso de sus derechos. La relaciòn que existe entre familia y paz es profunda, tan profunda que cada familia puede proyectarla como sinónimo de Santuario de Paz.

El momento que vive la familia actual, demanda cada día una reorientacion en la revisión de este ideal para reconstruir y reformar una nueva sociedad que demanda paz y armonía, de la urgencia de escapar de un ambiente social y agresivo, despiadado e impersonal que hace del individuo un extraño ante sí mismo,  y por ello , nos induce a fortalecer la familia para convertirla en un nido donde se fomentan los valores fundamentales de cada uno de sus miembros.

Hoy, más que nunca,se hace imposible vivir al margen de los demás.Todo ser humano tiene el objetivo de dar significado a su vida, en tal virtud, actuar tomando como principio y soporte los valores e ideales ancestrales cultivados en la familia como nuestro estandarte ,para que nos pueda hacer distinguir el camino correcto, verdadero y adecuado. Sin embargo para concebir a la familia como un Santuario de Paz , es necesario priorizar los principales pilares  apoyados en unos valores sostenibles y bien fundamentados en:

1.- LA TOLERANCIA: ser tolerante en la familia, implica respeto mutuo entre sus miembros, siempre y cuando, las opciones personales no perturben la estabilidad y el buen funcionamiento del grupo familiar. Padres tolerantes son aquellos que en cada circunstancia analizan la decisión, toman y escogen no la más fácil sino la que sea más favorable sin perturbar la estabilidad y armonía familiar.

2.- EL RESPETO: los hijos ven en la autoridad de los padres un motivo para la accion. Papá y mamá deben liderar en la casa. Ese es el orden puesto por Dios y en su sabiduría es lo correcto y lo que funciona. Para seguir teniendo autoridad, es preciso ganarla día a día con decisiones correctas, justas y equitativas.

3.- SOLIDARIDAD: la familia es el núcleo más importante de todos y la convivencia pacífica más difícil de llevar a la práctica , por tal razón la solidaridad se impone porque no somos autosuficientes, nadie lo es,porque nadie es perfecto y por eso necesitamos de la solidaridad entre los miembros de la familia para consolidar su unión.

4.- LA HONESTIDAD: es un valor  vinculado a la verdad y la transparencia, contrario a la mentira, la falsedad y el engaño.Ser honesto es tener una actitud acorde con la verdad en nuestras relaciones familiares; es la conciencia clara de lo que está bien y consiste en actuar apropiadamente según nuestro propio papel , sin contradicciones ni discrepancias entre el pensamiento y la acciòn.

Por eso se hace necesario que como familia seamos hacedores de una convivencia pacífica para convertirla en un Santuario de Paz, humana en su esencia. De esta manera, debemos elevar hasta su punto más elevado nuestros sentimientos y con emoción y entusiasmo enarbolar  el mensaje con que privilegió el filósofo chino Confusio a la familia: “Un hogar será fuerte cuando esté sostenido por estas cuatro columnas: Padre valiente, Madre prudente, hijo obediente, hermano complaciente “.

Por José Horacio JIMÉNEZ ROJAS