Mes de la Palabra.

Mons. Ramón Benito de la Rosa y Carpio

Septiembre es el Mes de la Biblia. Debíamos decir Mes de la Palabra de Dios, que está en la biblia, en la creación, las ciencias y la historia, maestra de la vida.

No solamente estamos en el Mes sino en el Año de la Palabra. Así lo ha estipulado la Iglesia, acentuando septiembre: esa palabra de Dios espera nuestra lectura.

Los científicos, cuando hacen ciencias y no teorías o ideologías, nos hacen mucho bien. La ciencia no hace daño. Hace daño la manipulación que se hace de lo que se afirma -con ciencia o sin ciencia- en las ideologías, como el tema que está en boga: la ideología de género.

Nos hace bien la lectura de la biblia como de la historia, maestra de la vida. En el año y mes de la Palabra, pensemos en la fuerza de la Palabra, la que aparece escrita, la Palabra de Dios.

Hay un tema que vale la pena: la fuerza de nuestras propias palabras.

Hasta mañana, si Dios, usted y yo lo queremos.