Libertad y conciencia

En tiempo de los dictadores, en tiempo de militares, no hay libertad de conciencia. Se te obliga a que tú no hagas lo que debes hacer. Esta democracia que ha ido progresando, que ha ido mejorando, ha costado mucha sangre a este país y no podemos volver atrás: libertad y conciencia para que hagamos lo que tengamos que hacer y para que no vendamos nuestra libertad, no vendamos nuestra conciencia.

Ningún dinero del mundo vale lo que la libertad y la conciencia. Ninguna amistad del mundo la vale. La verdad y la libertad de conciencia en tiempos de elecciones y más allá de ese tiempo.

Hasta mañana si Dios, usted y yo lo queremos.

Enlaces: Listín Diario
Síganos en nuestras redes @apmprensa
Lea nuestros artículos y noticias en www.apmprensa.com
Suscríbase en nuestro canal Youtube.com/Apmprensa y active la campanita para ser notificado de nuestros contenidos