Todo dirigente es Pastor

En el espíritu bíblico, ya desde el antiguo testamento, los reyes y príncipes eran pastores de su pueblo. De ahí que todo dirigente: Político, empresarial, comunitario, religioso, lideres laicos, padres de familia encuentran en cristo, el pastor por excelencia, un modelo a imitar. Como El, han de llevar el basculo de mando, no para maltratar y ser violentos con ellos, sino para defenderlos de los enemigos externos y de los abusos entre ellos mismos. De ahí más que golpearles deben cargarlos sobre los hombros, sobre todo a los débiles y necesitados.

Ramón Benito de la Rosa y Carpio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *