Reflexión Pascual.

Jesús ha vencido el pecado, a Satanás y a la muerte, y ha inaugurado victoriosamente con su resurrección el Reino de Dios.

Él no es un maestro más que enseñó una doctrina mortal muy alta, luego murió y todo quedó ahí. De ninguna manera. Él supera su viernes de sufrimiento y muerte y entra triunfante en la vida para comunicar vida.

Tomado de mi libro: «Para vivir la Pascua».