Consejos de Tobías

Te propongo que leas el texto que te transcribo a continuación, Tobías 4, 14-19, y después saca estas reflexiones y consejos.  Son doce en total; recuerda que fue a su hijo Tobías, el primero que se los dio.

«No retengas el salario de los que trabajan para ti; dáselo al momento. Si sirves a Dios serás recompensado. Pon cuidado, hijo, en todas tus acciones y muéstrate educado en toda tu conducta. No hagas a nadie lo que no quieras que te hagan.  No bebas vino hasta emborracharte y no hagas de la embriaguez tu compañera de camino.  Da de tu pan al hambriento y de tus vestidos al desnudo. Haz limosna de todo cuanto te sobra; y no tenga rencilla tu ojo cuando hagas limosna.  Esparce tu pan sobre la tumba de los justos, pero no lo des a los pecadores.  Busca el consejo de los prudentes y no desprecies ningún aviso saludable.  Bendice al Señor Dios en toda circunstancia, pídele que sean rectos todos tus caminos y que lleguen a buen fin todas tus sendas y proyectos. Pues no todas las gentes tienen consejo; es el Señor quien da todos los bienes y, cuando quiere, eleva o abata hasta lo profundo del Hades. Así, pues, hijo, recuerda estos mandamientos y no permitas que se borren de tu corazón.»

Tobías 4, 14-19

Dirigido al trato con otros:

  • “No retengas el salario de los que trabajan para ti, dáselo al momento.”
  • “No hagas a nadie lo que no quieras que te hagan.”
  • “Comparte tu pan con el hambriento y tu ropa con el desnudo.”
  • “Has limosna de todo cuanto te sobra, y no recuerdes las rencillas cuando hagas limosna.”

Dirigido a ti mismo:

  • “Pon cuidado hijo, en todas tus acciones y muéstrate educado en toda tu conducta.”
  • “No bebas vino hasta emborracharte y no hagas e la embriaguez tu compañera de camino.”
  • “Busca el consejo de los prudentes y no desprecies ningún aviso o consejo saludable.”

Dirigido al trato con Dios:

  • “Si sirves a Dios serás recompensado.”
  • “Bendice al Señor Dios en toda circunstancia.”
  • “Pídele que te ayude a caminar con rectitud y que lleguen a buen fin todos tus planes y proyectos.”
  • “Pues no todos los pueblos tienen consejo, es el Señor quien da todos los bienes y cuando quiere eleva o abate hasta lo profundo del Hades.”

Conclusión:

  • “Así, pues, hijo recuerda estos mandamientos y no permitas que se borren de tu corazón.”

Ramón Benito de la Rosa y Carpio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *