Monseñor Valentín Reynoso pide defender derecho a la vida y a los débiles.

SANTIAGO.-El obispo auxiliar emérito de Santiago, monseñor Valentín Reynoso,   planteó ayer la necesidad de defender el derecho de los débiles y el derecho a la vida como un deber de todo ciudadano.

El prelado católico  de la misma manera, pidió que sean prudentes los sectores que convocan protestas, en franca alusión a la huelga finalidad a las seis de la mañana de este martes.

Monseñor Valentín Reynoso habló brevemente con los periodistas luego de oficiar una misa por acción de gracia en la Catedral Santiago Apóstol, con motivo de la celebración del Día de San Judas Tadeo, patrón de la Policía Nacional.

Dijo que en el camino de la fe en el encuentro con el prójimo  hay que acompañar al hermano para hacer suya sus necesidades.

“Escucha atenta y encontrarse en primer paso en el camino de la fe es escuchar a Dios, escuchar antes de hablar y la invitación a seguir el ejemplo de Jesús”, afirmó.

De acuerdo al líder religioso, en las grandes crisis hay golpes de la vida que pueden ser como una nueva oportunidad providencial que el Señor concede para rectificar el pulso de nuestras vidas y revisar nuestro comportamiento, guiados siempre por la luz de la fe y la gracia que nos asiste cada momento.

Dijo que es lamentable que tomando en cuenta ese pasado haya personas que se queden indiferentes.

Monseñor Reynoso criticó aquella  tentación que se repite de lavarse las manos y desentenderse del sufrimiento del hermano y el sufrimiento ajeno para quejarse  con la conciencia tranquila, pretendiendo que ofreciendo algunas cosas se resuelve el problema de los demás.

Recordó que Jesucristo se ensució las manos y se entregó en la cruz por cada uno de nosotros.