Monseñor de la Rosa y Carpio dice prostitución y violación infantil “nos golpean duramente”.

Santiago.-El arzobispo emérito de Santiago, monseñor Ramón  Benito de la Rosa y Carpio, dijo ayer que la prostitución infantil, las violaciones sexuales contra los niños, el abuso, las muertes infantiles “nos golpean duramente”. 

Y agregó que por eso no basta con que gritemos “el niño está más desprotegido”, hay que seguir trabajando y hay que seguir luchando para seguir protegiendo a la niñez”.
Puso de manifiesto en su artículo Un Momento del Diario55, que los niños son parte de la humanidad, son vidas humanas en todos los sentidos.

Monseñor de la Rosa y Carpio afirmó  que en la República dominicana no  se ven muchos avances en los programas  de protección al niño.

“Parece que hemos crecido en modernidad en algunos aspectos, pero no en lo que es la protección al niño”, dijo el prelado católico.

De acuerdo a monseñor de la Rosa y Carpio, que hoy el niño está más desprotegido que antes y puede estarlo todavía; puede estar en la época actual más protegido.

“Desde el seno de la madre hasta el último día de la vida, hay que defender la vida y hay que defender, de manera particular, a los niños, que son, como se dice tantas veces, el futuro de la humanidad”, agregó.

El arzobispo emérito de Santiago, monseñor Ramón  Benito de la Rosa y Carpio, analizó el tema al analizar la problemática en ocasión del Día contra la prostitución infantil.