Médicos de Santiago rechazan observaciones presidenciales al Código Penal

Santiago.-Un grupo de médicos de Santiago, hizo este miércoles su planteamiento acerca de las observaciones, hecha por el Poder Ejecutivo al Código Penal, en lo relativo, al aborto, el cual califican como “un asesinato de niños indefensos”

Emilio Castaño, Agustín Fernández, Magdalena Peña, Juan Bienvenido Rodríguez, quienes sirvieron de voceros, durante una conferencia de prensa, explicaron que su trabajo como médico ha sido, es y será siempre salvar y reconstruir vidas, porque no es parte de su trabajo matar a nadie.

“Se intenta justificar este acto criminal bajo falsos alegados de preservar la vida d una embarazada en peligro de muerte, para cuyos casos hay protocolos médicos exitosos establecidos desde hace años, bajo falsos alegatos de caridad, malentendida hacia mujeres violadas que quedan embarazadas”, expresan.

No obstante señalan que embarazo por violación es poco frecuente y la solución del problema no es añadiendo otro problema al ya existente, agravando con el asesinato de un ser humano; tampoco el diagnóstico prenatal de malformaciones congénitas justifica la crueldad del aborto.

Dicen que en muchas ocasiones, son diagnósticos sujetos a un margen de error, y aunque existiera una malformación evidente, el tratamiento no es condenar a muerte al enfermo.

En tercer lugar los galenos y especialistas del derecho dicen que conocen los lobbies que promueven  el aborto e intentan  su despenalización en República Dominicana usan la misma estrategia que en otros países; quienes cambian la percepción de la realidad mediante la manipulación y la mentira.

“Eso es precisamente  lo que está haciendo una de las principales ONG proabortista, en nuestro país, apoyada por la mayor multinacional abortista de los Estados Unidos, Planned Parenthood, del cual es miembro asociado”,  precisó.

En tal sentido deploraron totalmente el uso de encuestas realizadas por  proaborto mostrando resultados claramente manipulados y pocos objetivos, los cuales se intentan mostrar al pueblo dominicano como “estudios científicos”.

“Para realizar un estudio científico se deben cumplir con un protocolo y una rigurosidad que estas encuestas carecen; no nos engañemos, el aborto es un negocio millonario que mueve miles de millones de dólares cada año, negocio en el cual, entre otras cosas, se le ponen precio y se venden órganos de los bebes abortados”, precisan.

Indican que este hecho ha sido conformado por el Congreso de los Estados Unidos, cuando emitió, en el año 2016 un comunicado demostrando que Planned Parenthoood, la mayor multinacional, obtenía beneficios con la supuesta venta ilegal órganos humanos.