La Tertulia del Balcón, un legado a nuestras Fiestas Patronales

SANTIAGO.-En mi quehacer educativo y lirica sagrada, uno de mis grandes anhelos es buscar cada vez más, una identidad más fuerte y contagiosa de nuestra ciudad corazón.
Es estrechar lazos para recoger con vehemencia imágenes, simbologías, tradiciones, que impriman en cada latir de la ciudad,  un amor sagrado a su cultura, a sus valores y a su  emblemática historia, como el Primer Santiago de América.

Regocijados, recordamos a nuestro Arzobispo emérito Ramón Benito de La Rosa y Carpio, su entusiasmo y esfuerzo por integrar a nuestras fiestas patronales todos los sectores sociales de la ciudad. En ese contexto de programas religiosos y culturales, se inicia la primera Tertulia del Balcón en el Ateneo Amantes de la Luz, dedicada a nuestro Patrón Santiago “el Mayor”.

La primera Tertulia del Balcón se realizó el 31 de julio del año 2007, con el sugestivo nombre “El Santiago del Ayer”

La canción “Santiago” de Juan Locward, compositor oriundo de Puerto Plata, fue elegida como temática inicial de las tertulias del inolvidables Balcón.

Doña Benilda Llenas de Herrera, coordinadora, puso de manifiesto su amor y sus conocimientos a su hidalga ciudad, de ese “Santiago del ayer”, con sus coches, marchantas, hermosos framboyanes y sueños de atardeceres que nunca se olvidarán.

Las voces con canciones del ayer romántico, de doña Carmela de Campaña y doña Telma de Lora, llenaron de suspiros y emociones a todos los convocados. doña Juanita Nicacio hizo gala de su talento artístico y sus años dorados al servicio del drama y la declamación.  doña Lilian Balcacer, con su rica experiencia en la vida pública, mostró significativos documentos periodísticos y programas diversos del folklore y las hermosas tradiciones de las fiestas patronales.

doña Yolanda de Morel, salpicó de entusiasmo el ambiente y su gracia galante, le dio la nota de prestancia a la importante tertulia.

Doña Isabelita Checo, con jocosidad impresionante, contó sus experiencias como notable profesional de la peluquería.

La participación de la reconocida comunicadora social Sofia Yapur, quien fuera mi alumna distinguida, fue una nota de gran valor histórico sobre la cultura de Santiago. El espectáculo fue inolvidable, los personajes legendarios con sus anécdotas jocosas contagiaron el ambiente de risas y recuerdos de un ayer que, en ocasiones, alegra el corazón.

Ramón de Luna y doña Minucha expresaron su satisfacción por estar en ese encuentro. Esa apreciada pareja, destacada en el arte de la comunicación, representan también un signo de la historia de esta ciudad.

Durante las actividades se presentó un video con imágenes culturales que reflejaban el Santiago del ayer. La película, con texto del periodista José Madera y voz del locutor Ramón de Luna, fue donada al Ateneo por la familia Menicucci, representada en esa memorable noche por don Víctor Micicucci y su hija, doña María Victoria Minicucci. La representación del video sirvió de apoyo para que personalidades como doña Petruska Sméster, junto a otras personas versadas en temas de Santiago, ofrecieran su aporte para abrir nuevos debates sobre determinados acontecimientos de nuestra historia.

He querido ser explicita, para acentuar algunas notas relevantes de esa histórica y primera Terulia del Balcón.

Es obvio que siendo un espacio de creatividad y de grandes proyecciones culturales, cada mes se realizaban tertulias con otros tópicos y dignos representantes de la comunidad local y del ámbito nacional.

La cultura se caracteriza por sus señales de vida en el tiempo. Su espacio trasciende cada día y los pueblos exhiben su identidad, con respeto y sueños en el porvenir.
Cada historia tiene su cultura y su sello personal.

Las Tertulias del Balcón, dedicadas a nuestras fiestas patronales vibran en el corazón de todos, y la ciudad de Santiago aplaudió su ruta desde sus comienzos. Es esas tertulias dedicadas a nuestra hidalga ciudad, se destaca una población encendida del amor al folklore, a la religiosidad litúrgica y popular, al aprecio de la sonrisa abierta y generosa. Pero sobre todo, el compromiso solidario con nuestra Arquidiócesis de Santiago y con nuestro Templo cultural, el Ateneo Amantes de la Luz.

En ese sentido, ofreceré algunos pormenores de otras inolvidables tertulias, realizadas en las fiestas dedicadas al Patrón Santiago.

La Tertulia del Balcón dedicada a los 500 años del Escudo de Santiago.
En el año 2008, Santiago de los Caballeros se vistió de gala.

El Ayuntamiento Municipal, el Arzobispado de Santiago y otras entidades cívicas, aunaron sus fuerzas en este primer Santiago de América, para celebrar el magno acontecimiento, de los 500 años del Escudo de Santiago.

Desde España y la tierra de Galicia, llegaron comisiones oficiales para la histórica celebración. El escenario se ilustró con el Escudo de Santiago, su valor histórico en la cristiandad y su cercanía con las famosas Veneras, unidas a la misión salvífica de nuestro Patrón Santiago el Mayor, a su identidad de Apóstol Peregrino y a nuestro venerado Escudo de nuestra emblemática ciudad.

En la tertulia hubo una pedagogía orientada a la instrucción histórica, y todos aprendimos en esa celebración de los 500 años, donde este Primer Santiago de América, recibe el 7 de diciembre de 1508, de parte de la Corona Española, el privilegio de la Orden Militar, expresada en el Escudo de Armas, cuya real descripción era: “A la Villa de Santiago un Escudo Colorado con Cinco Veneras Blancas, con una Orla Blanca y en ella Siete Veneras Coloradas”.

Nuestro Arzobispo emérito, Ramón Benito de la Rosa y Carpio, tuvo a su cargo palabras importantes alusivas al tema señalado, además asistieron otros ciudadanos distinguidos que aportaron nuevos criterios, en esa noche de fiesta municipal, patriótica y cultural.

Santiago, Musa de poesías y canciones

En esa tertulia se presentó un trabajo de gran valor cultural para la historia y la música de nuestra ciudad.

En el interesante conversatorio se analizaron las diferentes canciones y autores que se han inspirado en nuestra querida ciudad.

El señor Lincoln López, nuestro gran activista sociocultural, profundizó en las canciones “Santiago” de Juan Lokward. “Santiago” de Pira Valerio, y “Mi Santiago” de E. Ruiz Casado.

La maestra Elsa Brito de Domínguez, tuvo a su cargo los comentarios  de la canción “Santiago es la Paz” de su ex alumno Henry Ely, símbolo de la lirica de nuestra Ciudad Corazón. Igualmente comentó la inspiración  de Mercedes Sagredo con su hermosa Canción, “Santiago Monumental”. Hizo referencia especial a la labor cultural del Profesor don Apolinar Bueno y sus aportes a las letras inspiradas en la historia de nuestra ciudad.
Esa noche hubo prodigios de luz y alegría. Una vez más la presencia de nuestra ex primera dama, doña Renée Klang Vda. Guzmán, fue muy significativa. De su valiosa biblioteca personal aportó un libro que reseña la historia del bolero dominicano.

En la noche romántica hubo lirica sagrada y popular. El Rvdo. Padre Carlos Santana con sus conocimientos musicales, ilustró al público con algunas canciones. Igualmente muchas composiciones de los autores señalados fueron interpretadas por nuestro gran vocalista Samuel González.

La vida consagrada,  la cultura  y el arte musical vistieron sus mejores galas para que esas fiestas patronales, de julio del año 2012, dejaran huellas imperecederas en la lirica de nuestra Ciudad Corazón.

Recital a Santiago

La vida es afluencia abierta. En la ronda de la vida por designios misteriosos descubrimos donde va la señal.

Los diez años de celebración de la Tertulia del Balcón, fueron recibidos con aplausos y remembranzas inolvidables. Algunos de los protagonistas de la primera tertulia ya señalada del día 31 de julio del 2007, como doña Benilda Llenas de Herrera, don Ramón de Luna y doña María Victoria Minicucci, le dieron prestancia al histórico aniversario y sus voces autorizadas fueron escuchadas, con respeto y admiración.

El elenco artístico fue inolvidable. La talentosa declamadora santiaguera, pero residente en Santo Domingo, Rosa Iris Clariot, deleitó a todos con su estilo genuino que arrancó aplausos a toda la convivencia.

Nuestro cantor de la Ciudad Corazón, el querido Ramón Leonardo, con espontaneidad ofreció parte de su repertorio y todos formamos un hermoso concierto con el Canto a Santiago, de Juan Lokward.

Nuestra apóstol Ivelisse Pérez, con su candor y espiritualidad, dejó su sello inigualable con la canción “Hay Una Fiesta”, porque fue un aniversario de alegría compartida.
Nuestra declamadora, Amaparín Jiménez de Pichardo, nos deleitó como siempre con el poema “El Dulce Milagro” de la escritora Juana de Ibarbourou. Y las rosas florecieron en el Ateneo Amantes de la Luz, que esta vez se iluminó de paz y armonía.

En el acto algunos participantes nos animamos a bailar las canciones dedicadas a nuestra ciudad de Santiago y luego se sirvió una cena, compartida con naturalidad y fraternidad cristiana.

Al finalizar todos recibimos la Bendición del Rvdo. Padre Rainier Vásquez, quien puso broche de oro a esta actividad tan destacada en nuestras fiestas patronales, en ese memorable julio del año 2016.

Algo más de mí. Un CD para la Historia.

El año 2015 marcó en mi vida el inicio de nuevas primaveras. Fue la celebración de mis 80 años, y Dios en su gratuidad amorosa, me regaló el privilegio de escribir dos libros de grandes vivencias para mí. Ese año, quise también dejar algo más de mí y añadirle a la historia una página importante.
En la Tertulia del Balcón de Julio del año 2015, se estrenó el importante CD con poemas declamados y canciones dedicadas a nuestra Ciudad de Santiago.

La providencia guio la historia para esa iniciativa, donde está grabado mi hermoso poema “Homenaje a Santiago”. Pero sobre todo resaltar que en ese CD, esta la voz de la inolvidable Amparín Jiménez de Pichardo, recitando su acostumbrado poema “Los Pregones de Santiago” de la autoría de su padre, Miguel Ángel Jiménez. Cuando la escucho me estremece el alma, porque en su voz esta el arte de declamar y la nobleza de su fina espiritualidad.

El CD reviste un gran valor cultural. Recoge las canciones dedicadas a nuestro Santiago, boleros popurrí, merengues, melodías contagiosas, que han tenido gran espacio en nuestra historia musical.

Reconocimientos.

En este recuento histórico de las tertulias del Balcón, quiero expresar mi admiración amorosa de Maestra a mis dos alumnas, Minerva calderón y Minerva López. Su presencia en esas actividades me llenaban de regocijo. En “La Tertulia del Balcón” denominada, “Santiago y Sus Valores Educativos”, fueron dignas expositoras del folklore de Santiago, sus tradiciones y valores educativos. Sus nombres dan prestigio a nuestras páginas culturales y a los distintos escenarios de nuestra cotidianidad santiaguera.

Minerva Calderón, Minerva López. Para ustedes dignas educadoras. Mi amor y Bendición de Maestra.

Con nobleza en el corazón, quiero expresar mi gratitud a mí a amiga, Ingrid González de Rodríguez, digna representante de su ciudad natal, quien en distintos ámbitos de su vida académica y social, también ha buscado con anhelo enaltecer y fortalecer la identidad de nuestra Ciudad Corazón. Su colaboración para difundir la educación y la cultura, abre nuevos espacios al pensamiento y nos motiva a seguir adelante, para luchar por un mundo mejor.

Aprecio que la semilla fue genuina y fecunda. El sembrador solo ve el horizonte y garantiza que las cosechas serán abundantes.

Con amor y servicio generoso, aunando nuestros esfuerzos, nuestro Primer Santiago de América, será grande en su historia y en su noble identidad como Ciudad Corazón.