“La Semana Santa se debe vivir en familia y en unidad”

El Jueves Santo está centrado en la eucaristía; el Viernes Santo en la cruz y el Sábado en la resurrección

Uno de los acontecimientos más importantes de la celebración litúrgica que realiza la Iglesia católica dentro de la Semana Santa es la conmemoración de la pasión, muerte y resurrección de Jesús, donde el pueblo está llamado a vivir estos días con un sentido espiritual.

De ahí la importancia de tener a Jesús como el centro de estas celebraciones, pues Él murió en la cruz para salvar a su pueblo del pecado y darle vida eterna.

Monseñor Jesús Castro Marte, obispo auxiliar de Santo Domingo, explicó a elCaribe que con esta celebración se produce la dinámica de morir al pecado para darle paso a la vida, a través de la resurrección de Jesús, pero también de vivirla en familia y en fraternidad.

“El cristiano está llamado a vivir dos dinámicas en este tiempo, que son el sentido de la muerte de Jesús que nos invita a morir al pecado, y la vinculación a nuestra vida espiritual”, expresó monseñor Castro Marte.

 ¿Qué es la Semana Santa?

La Semana Santa es el tiempo litúrgico más fuerte del año, comienza con el Domingo de Ramos, también llamado el Domingo de la Pasión. En esta celebración se recuerda la entrada gloriosa de Jesús a Jerusalén, donde el pueblo lo recibió con sencillez y humildad. Sin embargo, el lunes, martes y miércoles santo, complementan la Semana Santa, a través del encuentro de Jesús con sus discípulos.

¿Cuál es el sentido que tiene la Semana Santa?
La Semana Santa es un camino espiritual que parte desde la cruz hasta la resurrección, donde el cristiano está llamado a vivirlo paso a paso. No lo podemos ver como un sentido comercial, de consumo, o de diversión. Las celebraciones de ese día invitan a morir a los conflictos interiores, a la soberbia, a los problemas que van invadiendo al ser humano. No podemos quedarnos en el pecado, y es en esta dinámica espiritual donde nosotros debemos entrar en este tiempo.

¿Por qué la Semana Santa no se vive como antes?
Esos son cambios de la mentalidad que ha producido el mundo, como parte de la dinámica de que Cristo es crucificado por el pueblo cuando se ven a miles de jóvenes en las playas, en los ríos, y donde muchos cristianos lo están crucificando.

¿Cómo puede vivir la sociedad esta Semana Santa?
La Semana Santa se debe vivir en familia. Yo le hago un llamado a la familia para que trate de concentrarse en el acontecimiento más importante en el mundo cristiano que es la muerte y resurrección de Jesucristo, que traten de vivir en unidad, en fraternidad; que traten de asistir a las celebraciones de esos días, para que no pierdan el sentido, porque la Semana Santa no debe ser un espacio para divertirse, sino para celebrar el sacrificio más sublime: que Cristo ha muerto y ha resucitado. Pero también que la traten de vivir visitando los templos desde el Jueves Santo con el monumento que se hace en las parroquias, hasta la vigilia pascual. Estos días no son para vivir de vacaciones, sino para estar al lado de Jesús.

¿Qué es el triduo pascual?
El triduo pascual comienza el Jueves Santo y termina el Sábado Santo con la vigilia pascual. Consta de tres celebraciones muy importantes en la semana. El Jueves Santo en la mañana tenemos la celebración de la misa crismal, donde todos los sacerdotes se reúnen en la catedral, alrededor del obispo, para renovar la promesa sacerdotal. Es un momento muy vivido por los sacerdotes. Pero también ese día es cuando se clausura el tiempo de Cuaresma. En la tarde del jueves se realiza la misa de la Cena del Señor, una eucaristía donde hay varios elementos fundamentales: El llamado al servicio, donde Jesús es capaz de humillarse ante los discípulos y lavarles los pies, siendo esta la primera indicación de servicio a la que todos los sacerdotes estamos llamados.

¿Cuál es el sentido que tiene el Jueves Santo?
En este día todo está centrado en la eucaristía como fuente y cumbre de la vida cristiana. Además, es el día donde Jesús ordena a los sacerdotes, en el momento en que durante la celebración de la Última Cena, Él les dice: “Hagan esto en memoria mía”, actualizando de esta manera y para siempre el misterio pascual de que Cristo ha muerto y ha resucitado. Este día también tiene como elemento el mandamiento del amor. Hay que recordar que en el Jueves Santo se instituyó el sacramento de la eucaristía y el sacramento del orden.

¿Cuál es la importancia que tiene el Viernes Santo?
En este día hay que destacar algo muy importante, y es que es el único día en el año que no se celebra la eucaristía. Todo está centrado en la cruz, y es por eso que la celebración del Viernes Santo consta de cuatro partes: la liturgia de la palabra, la oración universal, la adoración a la cruz y la comunión. Pero también el Viernes Santo se realiza un vía crucis para recordar la pasión de Jesús y cómo lo crucifican. Este es el día en que Cristo ha muerto. Ya a las tres de la tarde termina todo el acontecimiento, mientras el pueblo cristiano permanece en silencio meditando su muerte, hasta el Sábado Santo.

¿Se pueden conectar algunas realidades de hoy con lo que se vive el Viernes Santo?
Al igual que Jesús, hay muchas personas que están crucificadas. Aquí también podemos conectar tantas realidades sociales, como es el ejemplo de tantas familias que pierden un ser querido a causa de un accidente de tránsito, también ellos están crucificados igual que los que están inmersos en los vicios, como tantas mujeres que han sido violadas, y tantos niños y niñas que caminan por las calles. Nuestro pueblo también sigue crucificado con los males sociales y con tantas dificultades que el mundo está viviendo. Por eso, el Viernes Santo se recoge todo ese acontecimiento, donde se actualiza la muerte de Jesús en la cruz. Sin embargo, Jesús no se queda ahí y nosotros nunca nos vamos a quedar en la cruz, ya que el sábado en la noche la Iglesia abre las puertas y presenta el cirio pascual como símbolo de que Cristo, verdaderamente, ha resucitado.

¿Cuál es el significado del Sábado Santo y por qué la celebración de ese día es la más importante de todas?
Esta celebración está marcada con la vigilia pascual que contiene un rito muy bonito. Inicia con la bendición del fuego, el cual anuncia al mundo, la madrugada del domingo, que Cristo ha resucitado. Esa vigilia es considerada como la madre de todas las vigilias. En ella se narra la historia de la salvación, de cómo Dios se le manifiesta a su pueblo. Otro momento importante es cuando se entona el “gloria”, indicando que Cristo ha vencido a la cruz. En la vigilia pascual se renuevan las promesas bautismales, y es el único día donde los sacerdotes pueden ejercer el sacramento de la confirmación. Dentro de la Semana Santa, esa vigilia es la celebración más importante. Ya el Domingo de Resurrección todo es diferente, lo que hacemos es celebrar el triunfo de Jesús sobre la muerte, donde la Iglesia se viste de fiesta, proclamando que Jesús resucitó y que con su resurrección nos dio nueva vida.

Monumento
El Jueves Santo en la noche cada parroquia hace un monumento con el santísimo sacramento para adorar a Jesús”.

Pascua
Es el tiempo litúrgico más importante en la Iglesia, pues se celebra el acontecimiento de la resurrección de Jesús”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *