De la Rosa y Carpio llama a renovar la fe cristiana

Santo Domingo.- Desde hace más de una década, los residentes del sector capitalino Loma del Chivo dan muestra de que el desarrollo de una comunidad no depende únicamente de la asistencia de las autoridades.

Entienden que cuando los ciudadanos se organizan pueden conseguir la solución de los principa Ricardo Santana

Santiago
El arzobispo de Santiago, monseñor Ramón Benito de la Rosa y Carpio, exhortó a los dominicanos a renovar la fe cristiana y a buscar las palabras de Dios durante la Semana Santa que formalmente se inició este pasado Domingo de Ramos.

De la Rosa y Carpio criticó que muchas personas usen la Semana Mayor, que debe ser una época de recogimiento y reflexión, para el “derroche, la francachela y la corrupción”. No obstante, dijo que Dios bendice a todos los que se quedan y buscan el bien durante esta semana y a los que se apartan de la realidad cristiana.

Sin embargo, el arzobispo de Santiago pidió a las personas que viajan que actúen con moderación y cordura para evitar hechos que lleven luto, tristeza y dolor a los hogares dominicanos. Indicó que cada año más personas visitan los templos católicos para venerar y renovar su cristianismo y su perseverancia.

Además, de la Rosa Carpio dijo que con la exhortación del Papa Benedicto XVI para que se tomen medidas en el país dirigidas a erradicar la corrupción y a reforzar luchar contra la pobreza y el narcotráfico, el Sumo Pontífice lo que ha hecho es reforzar lo que la Iglesia Católica dominicana ha estado denunciando desde hace años.

El prelado recordó que es normal que cuando el Pontífice recibe a un embajador siempre hace ese tipo de  pronunciamientos en los que recoge la realidad del país que sea, por lo que eso no es nada nuevo.

En  ese contexto declaró que el Papa lo que ha hecho es dar un espaldarazo a lo que los obispos dominicanos han venido diciendo desde 1975, que  han estado tratando el tema de la corrupción, por lo que no hay razón para extrañarse sobre el particular.

“El Papa no ha dicho nada nuevo que los obispos dominicanos no hayamos expresado, ni nada nuevo que los dominicanos no sepan,  ni que las autoridades mismas han dicho”, expresó.

De la Rosa explicó que con sus pronunciamientos en lo que se refiere a la situación de República Dominicana, el máximo representante de la Iglesia Católica no ha roto ningún protocolo porque eso es lo que hace él con todos los embajadores que se acreditan ante la Santa Sede.

Fue reiterativo en señalar que el Papa lo que hace es tocar la temática que los obispos de un país han tratado dándole apoyo.

El arzobispo de Santiago insistió en que Benedicto XVI lo que ha hecho es sustentar el  apoyo a lo que la Conferencia del Episcopado Dominicano dijo el pasado 27 de febrero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *