Arzobispo de Santiago pide intervención del Estado en problemas actas de nacimientos.

Santiago.-El arzobispo de la Arquidiócesis de Santiago, monseñor Freddy Antonio Bretón Martínez, calificó de preocupante la gran cantidad de personas cuyas actas de nacimientos presentan errores y nombres raros, en lo que el Estado debiera intervenir para evitar esa situación, debido a que el proceso de cambios resulta muy largo y tortuoso.

En su participación en el programa “Comunicación & Vida”, que conduce junto a Apolinar Ramos, por Tele- Unión, el religioso dijo que ha podido detectar la cantidad de problemas, durante los actos de bautizos y confirmación de los niños y niños que acuden a las iglesias, por lo que dijo que los que laboran en las oficialías civiles, pudieran colaborar para reducir esas dificultades.    
“Entonces porque no se pone en práctica, los que saben de eso, porque yo no se de eso, simplemente tengo la inquietud de ver cuando tu tiene que escribir ese nombre, yo en las confirmaciones dime tu, tengo que preguntar y cómo se pronuncia eso hijo”, expresó.   
Argumentó que muchas veces se trata de nombres inventados, pero otras veces mal escrito, por lo que deben estar adiestrados los oficiales civiles, para ayudar, porque el hecho no es que les impongan un nombre, sino hacerles una sugerencia, sobre todo con esos nombres extranjeros.   
En ese sentido, dijo que no es para que el oficial civil, se convierta en un dictador, sino que como personas más cultas que muchos de los que acuden a las oficialías a declarar hijos, que éstos les puedan orientar, en aquellos casos.     
Recordó que cuando iba a registro en la Pontifica Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM), en la capital, se encontraba con nombres de seminaristas con nombres raros.   
Entonces el Estado debe facilitar, porque proclama nuestro atraso y analfabetismo a los cuatro vientos en documentos, facilitar los cambios de nombres cuando son denigrante e inofensivo para una persona”, reiteró.   
En otro orden Bretón Martínez, criticó el hecho de que en la actualidad, las campañas políticas se desarrollen a base de dinero con el denominado “dame lo mío”, proceso en el cual se despilfarra muchos recursos, razón por la cual, se escucha decir de políticos, que tienen cantidades de millones de pesos.  
“Entonces a los políticos hay que decirle no lo echen a perder, que por ahí se anda diciendo de fortuna inexplicables e injustificables, de gente que subió el polvo al esplendor”, precisó.    
En los últimos años, en la República Dominicana, el ejercicio político, se ha convertido en una fiesta de dinero, lo que imposibilitad que personas que no disponen de recursos y quizás con cualidades para ocupar un cargo, no pueden aspirar a esa posición, lo que es criticado por importante sectores de la sociedad dominicana.