Santa Mónica.

Hoy, 27 de agosto, hacemos memoria de Santa Mónica, que, aún jovencísima, fue dada en matrimonio a Patricio, con quien tuvo hijos, entre ellos a Agustín, por cuya conversión de derramó abundantes lágrimas y oró mucho a Dios, y anhelante de la vida celestial, abandonó la Terrenal en Ostia Tiberina, en Italia, cuando regresaba de África.