San Víctor, Mártir.

Hoy, 8 de mayo, hacemos memoria de san Víctor, Mártir, que era natural de Mauritania y desde su primera edad Cristiano; y militando en el campamento imperial, compelido por Maximiano a sacrificar a los ídolos, como perseverase inconmovible en la confesión de Cristo, fue primero duramente apaleado, sin que, por favor de Dios, sintiese dolor; luego le rociaron con plomo derretido, quedando asimismo ileso; por último, coitada la cabeza, completó la carrera de tan glorioso martirio.