San Juan Calibita.

Hoy, 15 de enero, hacemos memoria de San Juan Calibita, de quien se cuenta que durante un tiempo vivió en un rincón de la cada paterna, y después en una choza (kalyba) completamente dado a la contemplación, pasando desapercibido incluso ante sus propios padres, que después de su muerte sólo le conocieron por un ejemplar del Evangelio, adornado en oro, que ellos mismos le habían regalado. (s. V)