San Francisco de Asís.

Hoy, 4 de octubre, hacemos memoria de san Francisco, el cual, después de una juventud despreocupada, se convirtió a la vida evangélica en Asís, localidad de Umbría, en Italia, y encontró a Cristo sobre todo el los pobres y necesitados, haciéndose pobre él mismo. Instituyó los hermanos Menores y, viajando, predicó el amor de Dios a todos y llegó incluso a Tierra Santa. Con sus palabras y actitudes mostró siempre su deseo de seguir a Cristo, y escogió morir recostado sobre la nudo tierra. (1226)